martes, 18 de marzo de 2014

Profiteroles de crema pastelera



Estas pequeñas delicias llamadas profiteroles o petisús son bolitas de pasta choux que pueden ser rellenadas con lo que se desee, y que como resultado dan un bocadito dulce y exquisito. En mi caso los he rellenado con crema pastelera con un toque de canela y están buenísimos!

Ingredientes: (Para 25 profiteroles aproximadamente)

  • Para la pasta choux:
    • 150 gr de harina de trigo
    • 100 ml de agua
    • 125 ml de leche
    • 4 huevos
    • 90 gr de mantequilla
    • 25 gr de azúcar
    • 1 pizca de sal
    • 1 cucharadita de levadura química
  • Para la crema pastelera:
    • 3 huevos
    • 3 vasos de leche
    • 4 cucharadas soperas de azúcar
    • 1 sobre de hacer natillas
    • 1 cucharadita de maizena
    • Canela en polvo

Elaboración:

Primero vamos a empezar haciendo la pasta choux. Para ello en una olla ponemos la leche, el agua, la sal, el azúcar y la mantequilla. Lo calentamos a fuego medio hasta que se derrita la mantequilla y luego subimos el fuego hasta llevarlo a ebullición. Cuando la mezcla empiece a hervir añadimos la harina junto la levadura de golpe, y empezamos a removerla con una cuchara de madera hasta que se una entre sí. Una vez se haya conseguido la masa, la separamos del fuego y seguimos removiéndola. 

Amasamos la pasta hasta que consigamos que este compacta y homogénea, y la volvemos a poner en el fuego durante un minuto para que se seque un poco. Cuando veamos que ya esta seca, la quitamos del fuego y la dejamos enfriar durante 10 minutos. Después vamos a ir añadiendo uno por uno los huevos, integrándolos en la masa con la ayuda de la cuchara de madera o de una espátula de goma. Dará la impresión que se ha cortado, pero no os preocupéis ese aspecto es el correcto. Una vez integrados todos los huevos en la masa nos quedará una pasta con una textura cremosa.

Ya solo queda meter la pasta en una manga pastelera y crear nuestros pequeños profiteroles sobre una bandeja de horno cubierta con papel de cocina. Los metemos en el horno previamente precalentado a 200 grados y los horneamos durante 25-30 minutos (en ningún momento abrimos el horno, sino se bajaran de golpe). Cuando veamos que están dorados, apagamos el horno y los dejamos reposar dentro durante 15 minutos. Después los sacamos y los ponemos a secar sobre una rejilla.

Ahora vamos a hacer la crema pastelera para rellenarlos. En un cazo ponemos el azúcar, el sobre de hacer natillas, la cucharadita de maizena y la canela en polvo. Cuando lo hayamos mezclado añadimos los huevos uno a uno, y seguidamente los vasos de leche. Lo ponemos a fuego medio/alto y removemos hasta que se espese la crema. La retiramos del fuego y la dejamos enfriar. Una vez fría la ponemos en una manga pastelera, y la introducimos en los profiteroles previamente cortados por la mitad. Para decorarlos espolvoreamos un poco de azúcar glasé por encima. Y ya tendremos listos nuestros pequeños bocaditos dulces! :)