martes, 20 de mayo de 2014

Brownie de chocolate con nueces



Hoy os traigo uno de los postres más golosos de la gastronomía de Estados Unidos, el exquisito brownie de chocolate con nueces! Es un pastel de chocolate de tamaño pequeño y que se llama así por su color marrón oscuro. Puede contener dentro desde trocitos de chocolate, toffee crujiente, mantequilla de cacahuete, pero comúnmente lo encontraremos con nueces como es el caso de esta receta. Y si ya se acompaña de un poco de helado de vainilla y abundante crema de chocolate caliente esta alucinante! ;P

Ingredientes:

  • Para el bizcocho:
    • 200 gr de chocolate negro para fundir
    • 100 gr de mantequilla
    • 100 gr de azúcar
    • 4 huevos
    • 1 cucharada de esencia de vainilla
    • 1/2 cucharadita de bicarbonato sódico
    • 80 gr de harina de trigo
    • 100 gr de nueces troceadas
  • Para adornar (opcional):
    • Helado de vainilla
    • Crema de chocolate caliente:
      • 100 gr de chocolate negro para fundir
      • 100 gr de nata para montar
      • 50 gr de mantequilla

Elaboración:

Troceamos el chocolate negro, lo derretimos en el microondas junto con la mantequilla y lo mezclamos bien hasta obtener una crema de chocolate. Batimos los huevos y el azúcar en un bol, hasta que doblen su tamaño y blanqueen. Añadimos la esencia de vainilla, el bicarbonato sódico y la crema de chocolate que hemos hecho anteriormente. Mezclamos hasta obtener una crema homogénea y añadimos la harina tamizandola con un colador para evitar grumos. Batimos bien hasta que quede una masa uniforme.  

Preparamos una bandeja de cristal (en este caso he utilizado una de 20x20 cm, para que salgan de buen tamaño, pero si los preferís menos gruesos podéis utilizar una de mayor superficie), le untamos mantequilla en el fondo, la cubrimos de papel de horno y espolvoreamos cacao en polvo por encima de él, para evitar que se pegue el bizcocho. 

Echamos la masa en la bandeja y le introducimos las nueces previamente rebozadas por cacao en polvo. Cuando las nueces estén bien cubiertas por la masa, la metemos al horno a 180 grados durante 30-35 minutos o hasta que pinchemos y salga limpio el palito. A mitad del horneado lo cubriremos con papel de aluminio, para evitar que se queme la superficie y la costra quede perfecta y crujiente. Cuando este listo lo sacamos y lo dejamos enfriar sobre una rejilla.

Lo desmoldamos, lo cortamos en varias porciones cuadradas y lo servimos con un poco de helado por encima y cubierto de abundante crema de chocolate caliente (es opcional, pero el que lo prueba así queda maravillad@! :P). Para hacer la crema de chocolate pondremos la nata a calentar en un cazo y cuando empiece a hervir, la retiraremos y le añadiremos el chocolate negro troceado y la mantequilla. Removeremos hasta que se mezclen bien y echaremos la crema de chocolate por encima del helado de vainilla, cubriendo bien todo el brownie. Y ya solo quedará que os endulcéis un poco con este manjar! ;)