lunes, 19 de mayo de 2014

Cheesecake de limón



Llego el buen tiempo y preparar tartas en el horno va apeteciendo cada vez menos, así que el mejor remedio para ello es hacerlas sin horno y si encima refrescan mejor que mejor! Y dicho esto vamos a preparar esta sabrosa tarta, una Cheesecake de limón, que esta rica no..riquísima! Y es muy refrescante para combatir el calor, y sino ya veréis! ;)

Ingredientes:

  • Para la base:
    • 1 paquete de galletas maría
    • 80 gr de mantequilla
  • Para la mousse:
    • 400 gr de queso crema
    • 200 gr de azúcar (100 gr para la nata y 100 gr para el zumo de limón)
    • 200 ml de zumo de limón
    • 500 ml de nata para montar
    • 6 hojas de gelatina neutra
  • Para la cobertura
    • 1 sobre de preparado para hacer gelatina de limón
    • 2 vasos de agua

Elaboración:

Trituramos las galletas hasta que estén convertidas en polvo y las mezclamos con la mantequilla derretida previamente en el microondas. Cuando estén bien mezcladas las echamos en el molde donde vayamos a preparar la tarta (en este caso uno de 26 cm), y las comprimimos en el fondo de este hasta que nos quede una superficie firme y compacta. Metemos el molde en la nevera para que endurezca un poco.

Ahora vamos a hacer la mousse, para ello ponemos las hojas de gelatina neutra en un recipiente con agua fría para que empapen (5 minutos aproximadamente) y en un cazo echamos el zumo de limón junto con los 100 gramos de azúcar que teníamos reservados para el. Removemos a fuego medio hasta que hierva un poco y se haya deshecho el azúcar. Después agregamos la gelatina neutra, la removemos hasta que se integre del todo y apartamos el cazo del fuego para que enfrié. 

Batimos el queso crema en un bol hasta que haya montado un poco, y agregamos poco a poco el zumo de limón sin parar de batir en ningún momento. Reservamos esta crema y batimos la nata en otro bol hasta que se monte, echándole poco a poco los otros 100 gramos de azúcar que habíamos guardado para ella. Con ayuda de una espátula añadimos con cuidado la nata al bol de la crema, y la mezclamos con movimientos envolventes y suaves hasta que obtengamos una mousse homogénea. La echamos en el molde y la metemos en la nevera unas 12 horas para que cuaje bien.

Por último, vamos a hacer la cobertura de gelatina de limón. Para ello echamos en un cazo un vaso de agua y lo calentamos hasta que hierva. Añadimos el sobre de preparado para hacer gelatina de limón y removemos hasta que se disuelva. Cuando este listo agregamos otro vaso de agua fría, removemos nuevamente y apartamos del fuego para que enfrié un poco. Cuando haya enfriado lo echamos poco a poco por encima de una espátula para que caiga con menos fuerza sobre la tarta y así evitar que se rompa. Dejamos reposar en la nevera 2 horas y ya estará lista para desmoldar y disfrutar! :)