viernes, 30 de mayo de 2014

Tarta Mousse de Natillas



Las natillas con galletas y canela son uno de los postres más típicos de la gastronomía española, pero y si cogemos este postre y lo transformamos en una riquísima tarta mousse? El postre se convierte en toda una delicia! Así que si tenéis invitados y los queréis sorprender no dudéis en hacerla! Quedarán alucinados con su sabor y textura! Garantizado! ;)

Ingredientes:

  • Para la base:
    • 1 paquete de galletas maría
    • 80 gr de mantequilla
  • Para la mousse:
    • 300 gr de queso crema
    • 200 gr de azúcar (100 gr para la nata y 100 gr para las natillas)
    • 200 ml de leche
    • 1 sobre de preparado para hacer natillas
    • 1 cucharada de esencia de vainilla
    • 6 hojas de gelatina neutra
    • 500 ml de nata para montar
  • Para la cobertura:
    • Canela en polvo

Elaboración:

Trituramos las galletas hasta que estén convertidas en polvo y las mezclamos con la mantequilla derretida previamente en el microondas. Cuando estén bien mezcladas las echamos en el molde donde vayamos a preparar la tarta (en este caso uno de 26 cm), y las comprimimos en el fondo de este hasta que nos quede una superficie firme y compacta. Metemos el molde en la nevera para que endurezca un poco.

Ahora vamos a hacer la mousse, para ello ponemos las hojas de gelatina neutra en un recipiente con agua fría para que empapen (5 minutos aproximadamente) y en un cazo echamos la leche, el sobre de hacer natillas, la cucharada de esencia de vainilla y los 100 gramos de azúcar que teníamos reservados para ello. Removemos hasta que se mezclen todos los ingredientes y ponemos a calentar la mezcla a fuego medio hasta que empiece ha hervir un poco y se haya desecho el azúcar. Seguidamente sacamos las hojas de gelatina neutra del agua, las escurrimos bien y las agregamos. Removemos hasta que se integren del todo y apartamos el cazo del fuego para que se enfrié un poco.

Batimos el queso crema en un bol hasta que haya montado un poco, y le añadimos poco a poco la mezcla de natillas sin parar de batir en ningún momento. Reservamos esta crema y batimos la nata en otro bol hasta que se monte, echándole poco a poco los otros 100 gramos de azúcar que habíamos guardado para ella. Con ayuda de una espátula añadimos con cuidado la nata al bol de la crema, y la mezclamos con movimientos envolventes y suaves hasta que obtengamos una mousse homogénea. La echamos en el molde y la metemos en la nevera unas 12 horas para que cuaje bien. Por último, le espolvoreamos canela en polvo por toda su superficie, y ya estará lista para poderla disfrutar! :)